Publicaciones etiquetadas con: relaciones sociales

El bar virtual o cómo ligar en la red

Pues sí compadres y comadres, no sé si será por la edad, por el poco tiempo que nos queda o porque a algun@s nos entusiasma la tecnología y la red, pero es algo obvio que nuestro local de encuentro ha cambiado.
Ya desde chiquitito he sido carne de bar, recuerdo ese café matutino rodeado de gente mientras leía el levante y saludaba a los colegas justo antes de entrar a clase o aquellas tardes de viernes al salir del insti sin llamar a nadie, pues no habían móviles, porque seguro que encontrabas a alguien para charlar y siempre tenías la alternativa del/la camata que ya era uno más de la peña. Era el bar, tu bar, nuestro bar, en mi caso el Dios Baco, un local legendario en mi entorno 0.0 dónde siempre había un amigo para charlar o para emborracharse (en este último caso siempre eran muchos los candidatos).
Curiosamente nunca he sido de discotecas (salvo mi innombrable paso por la ruta del bacalao) así que era en el bar dónde se ligaba dadas las alternativas. Por aquellos entonces el ¿estudias o trabajas? no se estilaba pues soy de la generación del Baby Boom con carrera, pero todo empezaba por una mirada, una sonrisa y un cubata.
Hoy, casi 30 años después, las cosas y las costumbres han cambiado. Ya no hay una sonrisa ni una mirada sino un pormenorizado estudio del/la contrincante en la red. Todo empieza en un comentario de Facebook, un tuit curioso, un check-in cercano o incluso un perfil de Badoo, E-darling o páginas similares. A partir de ahí comienza la aventura…
Primero se escudriñan las fotos, los intereses y todos los datos que se puedan recopilar, el siguiente paso (dependiendo de la red) es un chat, un privado o un tuit (según la red cambia el modus operandi). A partir de aquí pueden pasar dos cosas, la primera que nunca obtengas respuesta y la segunda que inicies una conversación. Con toda seguridad el segundo caso desembocará en conectar en otras redes y es ahí cuando empiezo a creer es San Zuckerberg :p. Llamadme friki, mirón o enfermo pero el caso es que lo de ligar nunca se me dió bien, bueno rectifico: lo de romper el hielo. El caso es que Facebook te permite ahorrarte preguntar el estudias o trabajas, el mar o montaña, rock o pop. Tod@s hemos contado algo en algún momento en nuestro muro algo que nos delata (bueno algun@s lo contamos todo) y esa información no tiene precio.
Al igual que las redes aceleran la comunicación también lo hacen con la información y cuando alguien te interesa quieres saberlo todo de él/ella. Hoy por hoy es muy fácil recoger consejos de nuestr@s amig@s, pues con enseñarles el perfil de facebook del/la interesad@ tienes casi todo el camino recorrido.
Las antiguas recopilaciones grabadas en casettes magnéticos con ese pedazo de portadas que nos currábamos, o esos CD’s que preparábamos con tanta ilusión han sido sustituidos por canciones del what’sapp o enlaces a youtube. Pero que nadie se confunda pensando que esto le resta magia, particularmente se me sigue erizando hasta el último vello (y no tengo poco) cada vez que vuelvo a oir esa canción que me enviaron por what’sapp.
A toda esta información de los perfiles hay que añadirle el what’sapp, que para mi empieza a ser más chivato que el propio facebook, pues lo consideramos más íntimo, sólo lo ven aquell@s que tienen nuestro número, y es por eso que nuestro estado o nuestra foto suele decir mucho de nosotr@s. Además este invento ha sustituido a las horas de teléfono con silencios delatadores y a esos viajes cortos e intensos al salir del trabajo o del instituto para conseguir un beso (aunque lo del emoticono no me acabe de convencer) por interminables chats nocturnos a la luz de nuestras pantallas.
De todos modos, dado que más de un@ leerá este post pensando que soy un enfermo, un caradura o un divorciado aburrido, debo aclarar que me fascinan las redes pero nunca jamás podrán sustituir la viveza de una mirada, la calidez de un abrazo o la ternura de un susurro, aunque para tipos como yo nos haga más fácil el camino y nos permita acercarnos a personas impresionantes que dan color y luz a nuestros días y una vez halladas el camino recorrido poco importa, dado que lo importante es el camino por recorrer y ése es invisible a los ojos.
Así pues, cada vez más, me declaro fan de las redes, de todo aquello que facilite la comunicación entre personas y que me permita seguir descubriendo personas maravillosas de todos los colores que un día empezaron siendo una foto y ahora forman parte de la foto de mi alma.
Queridos compadres y comadres nos vemos en las redes… o en el facebook 😉

IMG_0821.JPG

Categorías: Cábalas y más cábalas | Etiquetas: , , , | Deja un comentario

Asumir

Aquí me encuentro en la diminuta terraza de mi camarote de “cliente” en el Viking Jarl, mañana partiré desde Basel hasta Amsterdam para incorporarme como segundo de cocina en el Viking Atla con un “curioso” alemán como Jefe de Cocina con el que llevo ya algunos días de convivencia. Y es curioso pues la pasada noche no tuve un sueño sino una pesadilla, los que me conocen bien saben cómo me afecta la luna llena y cuando esta mañana por fin he despertado, la luna me ha saludado desde el horizonte acompañado por cientos de cisnes nadando en el Rhin.

20130919-152834.jpgDesde ese preciso momento la palabra “asumir” retumba en mi cabeza, es una palabra que estuvo muy presente en mi pasado, era el eje central de mi discurso vital, ahora no poseo ningún discurso y simplemente vivo, así que he decidido cambiar esta palabra por “aceptar”, me parece una palabra más acorde y paso a explicar porqué.

Asumir, para mi, significa, tomar algo como propio sin posibilidad de cambio, aceptarlo como que es así y, dado que no se puede cambiar, lo asumimos y punto. Es una palabra que la relaciono con sumisión y resignación, con un status de no poder hacer nada más que tomarlo como es y seguir adelante. Así que hoy mismo la cambio por aceptar.

Aceptar es una palabra que implica que las cosas son como son, así como las personas, que todo tiene un porqué y que si aceptamos nuestro entrono, las personas que nos rodean y a nosotros mismos es entonces cuando estamos preparados para cambiarlo. No quiero asumir más, no quiero que nada sea de mi propiedad (etimología de asumir) quiero aceptar las cosas, las personas y los hechos y a partir de  ahí cambiarlos si no me gustan.

No es agradable estar tan lejos de todo lo que quiero, llevo sólo 17 días, pero os puedo asegurar que hoy mi corazón ha llorado varias veces, aunque mis lagrimales se contengan cuando ando rodeado de extraños y a pesar de todo eso una sonrisa brilla en el fondo de mi corazón, pues imagino a mi pequeña dando de comer a los cisnes que me rodean, pidiéndome acariciarlos y sonrío sin parar. Las lágrimas brotan de mis ojos, pero son lágrimas de una inmensa felicidad. La luna me acompaña estos dais en mi viaje, un viaje muy especial que me está permitiendo ver muchas cosas que, desde el tornado, no había podido ver antes.

IMG_8119Este contrato tiene fecha de caducidad y os aseguro que deseo que llegue, pero este viaje no acabará nunca y más allá de aquel momento en que descubrí cual era mi misión en la vida, nada más bonito me ha pasado. Así que queridos humanos os puedo asegurar que todo puede cambiar, pero somos nosotros los que tenemos que hacerlos, ni Dios, ni Alá, ni ningún gobierno vendrá a cambiar nuestras vidas y si para poder seguir por el puñetero dinero, amo y señor de esta podrida sociedad capitalista, nos toca irnos a tomar viento lejos de nuestras familia para poder ganar dinero y poder mantener nuestros bienes y seres queridos, pues se hace y punto. Debemos aceptarlo, pues sólo así podremos cambiarlo. Nos vemos por las redes, hasta que nos volvamos a ver por los bares 😉

Sed malos 🙂

Categorías: Cábalas y más cábalas | Etiquetas: , , | 3 comentarios

Blog de WordPress.com.